1837

Don Antonio de Solís y la Desamortización de Mendizábal

En 1837, como consecuencia de la Desamortización de Mendizabal, la Orden de los Dominicos se vio obligada a vender Hacienda Zorita, quedando además dividida en tres partes:

 

  • Alquería de Zorita, vendida a Don Francisco Sánchez por 180.000 reales
  • Coto Redondo de Valcuevo, adquirida por Don Antonio de Solís por 243.769 reales
  • Término Redondo de la Torre de Perales, comprada por Don Jerónimo Lorenzo por 510.170 reales

Poco después la familia Solís reunifica Hacienda Zorita recuperando su configuración histórica. Aprovechando el paso del río Tormes, D. Tomás de Solís convirtió Zorita en una de las haciendas harineras más importantes de España, hasta que en 1950 fue devastada por un incendio cayendo en el desuso y posteriormente en la ruina.